03 septiembre 2011

OLVIDAR RECONSTRUYENDO




Uno es lo que ha vivido. Los pasos que ha dado hacen la reputación. Las puertas que se han abierto y las que se han cerrado, nos marcan. Somos también la rama que se ha cortado. La flor que ha pintado el horizonte. El fruto de otros árboles.
Uno decide cómo tomarse la vida. La sensatez de los besos. La libertad que tiene para compartir. Siempre es uno el que está decidiendo a cada momento, Dios, simplemente te apoya en el camino para continuar con esperanza. Y como dice el dicho: “La esperanza es lo último que muere”.

1 comentario:

Juanjo dijo...

Me alegra que cojas las riendas de tu vida con tanta esperanza.

Un abrazo, por si te sirve para reconstruir.